NO SE LLAMABA FRANKENSTEIN

CULTURAS DISIDENTES, PRESENTACIÓN

En un momento histórico en el que el fascismo extendía sus tentáculos por el mundo, el Frankenstein de 1931, dirigido por James Whale y protagonizado por Boris Karloff, constituyó una contralectura genuina y mordaz de los tópicos al uso sobre la peligrosidad social. El ensayo No se llamaba Frankenstein. El monstruo contra Heidegger (Libros Corrientes, 2022) desmenuza la película escena a escena, a fin de desencriptar un imaginario que, en clave de cine de terror, se estructura como una contundente crítica política y social al orden imperante de la época.

El viernes 17 de febrero, a partir de las 19h en Lanónima, tendremos la ocasión de revisitar este clásico del cine de la mano de Falconetti Peña, editor, documentalista y autor del libro que presentamos.